HEREJIAS temas etiquetados

Obispa protestante pide a Benedicto XVI que rehabilite al heresiarca Martin Lutero

0,,5575831_4,00 b

 Argumenta que Hans Küng también está a favor

Para Margot Kässmann ha llegado el momento de la reconciliación de católicos y protestantes.

A Margot Kässmann, ‘obispa’ luterana de la localidad alemana de Mannheim no le falta sentido de la anticipación: cinco años antes de que se cumpla -será el 31 de octubre de 2017- el quinto centenario de la publicación de las 95 tesis de Lutero, pide a Benedicto XVI que revoque la excomunión que aún pesa sobre el fundador del protestantismo. Una excomunión que se materializó a través de la bula ‘Decet Romanum Pontificem’, firmada por León X el 3 de enero de 1521.

Según escribe Mauro Fave...

Leer más

Bula «Decet romanum pontificem»; Papa León X excomulga a Martín Lutero

lutero_95_tesis bc
UN DIA COMO HOY PERO DE 1521 EL PAPA LEON X EXCOMULGO EN FORMA DEFINITIVA A MARTIN LUTERO, EL HERESIARCA ANTES HABIA RECIBIDO UNA SERIA ADVERTENCIA POR MEDIO DE LA BULA EXURGE DOMINE LA CUAL DESOYO.
Roma, 3 de enero de 1521 - Volumen de papel, de 4 folios (rubricellae) + 330, encuadernado en piel de color rojo pálido; en el dorso en alto: LEON. X. BULLAR. A.V. AD IX. L. CLXX. ASV, Reg. Vat., 1160, f. 305r. Fuente:
El plazo de 60 días fijado en la bula Exsurge Domine en los que Martín Lutero debía dar muestra de sumisión al papa vencía el 27 de noviembre de 1520, después de que se hubieran colocado copias de la bula papal en las puertas de las catedrales de Meissen, Merseburg y Brandenburgo, y después de que hubiera llegado a manos del fraile alemán el original a él dirigido, que quemó despreciativamente. Al pontífice, considerada la decisión del innovador de continuar por el camino que había emprendido (in suo pravo et damnato proposito obstinatum), no le quedaba más remedio que poner en práctica la amenaza que había anunciado claramente en el documento del 15 de junio de 1520.
Leer más

Los frutos del Ave María

imagesCACWSI3N b
BELLEZAS Y FRUTOS MARAVILLOSOS DEL AVE MARIA
Ahora es importante que nos adentremos y meditemos en las bellezas y frutos de la Salutación Angélica o (Ave María), para que por medio de ello, nos extasiemos en las maravillas y portentos de este saludo de inspiración divina que tuvo el Arcángel San Gabriel, cuando le manifestó a la Santísima Virgen María que sería la Madre del Altísimo.
Para ello vamos a recordar, las consideraciones a este respecto que hizo San Luis María Grignion de Montfort, en su hermoso libro “El secreto admirable del Santo Rosario”.
BELLEZAS DE LA SALUTACIÓN ANGÉLICA
Dice este Santo que Aunque nada haya tan grande como la Majestad Divina, ni nada tan miserable como el hombre, considerado como pecador, con todo Dios Nuestro Señor no desdeña nuestros homenajes, y se le honra cuando cantamos sus alabanzas.
Siendo el Saludo del ángel o (Ave maría), uno de los cánticos más hermosos que podemos dirigir a la gloria del Altísimo; y con ello recordamos al Rey David, que se dirige al Señor, en el Salmo 143, 9, diciendo “Canticum novum cantabo tibi” (Te Cantaré un cántico nuevo). Ya que este es cántico nuevo, que David predijo se cantaría a la venida del Mesías, es el Ave María del Arcángel Gabriel.
Leer más

La crisis de la Iglesia post-conciliar y el neo-modernismo

iglesia-destruida001-b-300x187 b
En esta entrada traemos a colación el tema de lo que algunos escritores antimodernistas han denominado Neomodernismo,el cual es un rebrote de la doctrina modernista que aparece condenada por el Papa Pío X en la encíclica Pascendi Dominici Gregis. Este rebrote sale a la luz pública de nueva cuenta corregido y aumentado, durante el Concilio Vaticano II, pero con un nuevo nombre: Progresismo Religioso. Hemos consultado al escritor Antonio Rius Facius quien en su libro “Excomulgado” (donde trata la excomunión del Pbtro.mexicano Joaquín Saenz y Arriaga y en general el tema del progesismo) proporciona abundantes datos para comprender el fenómeno del Neomodernismo o progresismo. Copiamos la parte introductoria de este libro, en el entendido de que el crédito de este artículo le pertenece exclusivamente a este gran escritor jalisciense.
ORIGENES DEL NEOMODERNISMO

La crisis por la que atraviesa la Iglesia Postconciliar tiene múltiples facetas que han sido expuestas en diversas formas por sinnúmero de escritores eclesiásticos y laicos, haciendo más confuso el conocimiento de sus orígenes y su real significado. Ocurre ahora algo similar a lo sucedido hace cuatro siglos, cuando se consumó el Cisma de la Reforma, al que está ligado el cisma actual, con la agravante de que no es la Sede Apostólica la que, como aquella época, pudo permanecer incontaminada de todo error doctrinal, sino que, dando un giro de 180 grados, se ha convertido en el principal impulsor del neoprotestantismo, tratando de reunir las fuerzas dispersas del cristianismo en una nueva concepción religiosa que dé cabida a todas las sectas anteriormente condenadas por el magisterio pontificio y ahora, paso a paso, reconocidas como iguales a la iglesia Católica.
Para adapta...
Leer más

Las grandes herejías VII (parte final)

hillaire belloc001 b

PARTE FINAL DEL LIBRO “LAS GRANDES HEREJIAS” DEL ESCRITOR INGLES HILAIRE BELLOC

Capítulo 7
La Fase Moderna

Nos acercamos al mayor momento de todos.

La Fe no está ahora en la presencia de una herejía particular – como lo estuvo en el pasado ante la herejía arriana, la maniquea, la albigense o la mahometana  – ni tampoco está en presencia de una especie de herejía generalizada como lo estuvo cuando tuvo que enfrentar a la revolución protestante hace trescientos o cuatrocientos años atrás. El enemigo al cual la Fe tiene que enfrentar ahora, y que podría ser llamado “El Ataque Moderno”, constituye un asalto integral a lo fundamental de la Fe – a la existencia misma de la Fe. Y el enemigo que ahora avanza sobre nosotros está cada vez más consciente de que no existe la posibilidad de ser neutrales. Las fuerzas que ahora se oponen a la Fe están diseñadas para destruir. De aquí en más la batalla se librará sobre una bien definida línea divisoria y lo que está en juego es la supervivencia o la destrucción de la Iglesia Católica. Y toda su filosofía; no una parte de ella.

Sabemos, por supuesto, que la Iglesia Católica no puede ser destruida. Pero lo que no sabemos es la medida del área en la cual habrá de sobrevivir. No conocemos su poder para revivir ni el poder del enemigo para empujarla más y más hacia atrás hasta sus últimas defensas, hasta que parezca que el Anticristo ha llegado y estemos a punto de decidir la cuestión final.  De tal envergadura es la lucha ante la cual se halla el mundo.

A muchos que...

Leer más

Las grandes herejías (VI)

hillaire belloc001 b

DEL LIBRO: “LAS GRANDES HEREJIAS” DEL ESCRITOR INGLES HILAIRE BELLOC

Capítulo 6
¿Qué fue la Reforma?

El movimiento generalmente llamado “La Reforma” merece un lugar aparte en la Historia de las grandes herejías, y esto por las siguientes razones:

1. No fue un movimiento en particular sino uno general, esto es: no produjo una herejía particular que habría podido ser debatida, analizada y condenada por la autoridad de la Iglesia como hasta ahora fue el caso de toda otra herejía o movimiento hereje. Después de que las distintas proposiciones herejes fueran condenadas, tampoco estableció (como lo hizo el mahometanismo o el movimiento albigense) una religión separada por encima y en contra de la antigua ortodoxia. Más bien creó una cierta atmósfera moral, separada, que aún seguimos llamando “protestantismo”. De hecho, produjo toda una cosecha de herejías, pero no una herejía, y su característica fue que todas sus herejías adquirieron y prolongaron un estilo común: ése que llamamos “protestante” hasta el día de hoy.

2. Si bien los frutos inmediatos de la Reforma decayeron, del mismo modo en que lo hicieron muchas otras herejías del pasado, la disrupción que produjo permaneció y el móvil principal – la reacción contra una autoridad espiritual unida – continuó tan en vigor que rompió a la civilización europea  de Occidente, impulsó al final una duda general y se expandió más y más ampliamente. Ninguna de las herejías más antiguas había hecho eso ya que cada una de ellas fue específica. Cada una de ellas se había propuesto suplantar o rivalizar con la Iglesia Católica existente. Por el contrario, el movimiento de la Reforma propuso más bien disolver a la Iglesia Católica – ¡y sabemos hasta qué medida el esfuerzo ha tenido éxito!

Lo más impor...

Leer más

Falleció el modernista Cardenal Carlo María Martini (1927-2012)

imagesCASCBZ0L b
Por Emilio Nazar Kasbo (DIARIO PREGON DE LA PLATA)
 
No seré “políticamente correcto” en el obituario del Cardenal fallecido, hablando loas de sus yerros que se han difundido mundialmente en el mundo eclesiástico. Dado que él se dedicó a la crítica de la Biblia, a su muerte ejerceremos la crítica a la persona de este Cardenal, algo que no recibiera en vida por las autoridades eclesiásticas.
Advertimos a todos los seminaristas, biblistas, miembros de la Jerarquía de la Iglesia o no, que tengan cuidado con los escritos de este fallecido Cardenal, por las herejías de las cuales hizo gala en vida, y que se han reflejado en sus escritos y obras.
CRIPTOMODERNISTA
Fue considerado siempre como “papable”, y uno de los máximos exponentes del ala progresista de la Iglesia Católica modernista, mostrando así el grado de herejía que existe dentro del Vaticano mismo.
Siendo criptomodernista, fue uno de los infiltrados en la Iglesia Católica para causar los desvíos litúrgicos, doctrinales y morales.
Así lo describe el diario Clarín de Argentina: “Martini, jesuita, es la figura más eminente de los progresistas católicos desde el Concilio Vaticano II y aunque crítico fue siempre obediente a los dos últimos papas, los conservadores Juan Pablo II y Benedicto XVI, que lo consideraban un amigo personal.”
 UN HEREJE...
Leer más

Las grandes herejías (V)

hillaire belloc001 b

DEL LIBRO “LAS GRANDES HEREJIAS” DEL ESCRITOR INGLES HILAIRE BELLOC

Capítulo 5
El ataque albigense

En el corazón de la Edad Media, justo cuando estaba llegando a su fase más espléndida, en el gran Siglo XIII, surgió un singular y poderoso ataque a la Iglesia Católica y a toda la cultura que la misma defendía que fue completamente rechazado.

Fue un ataque, no sólo a la religión que hizo nuestra civilización, sino a la civilización misma, y su nombre genérico en la Historia es “La Herejía Albigense”.

En el caso de este gran conflicto debemos proceder, al igual que en el de todos nuestros otros ejemplos, examinando primero la naturaleza de la doctrina que se estableció en contra del cuerpo de verdades enseñado por la Iglesia Católica.

La falsa doctrina, de la cual la versión de los albigenses constituyó un ejemplo principal, ha estado siempre latente entre los hombres bajo variadas formas, no sólo en la civilización del cristianismo sino en todos aquellos lugares y en todos los momentos en que las personas tuvieron que considerar los problemas fundamentales de la vida; lo cual equivale a decir: siempre y en todas partes. Pero, en este momento de la Historia, sucedió que el fenómeno adquirió una forma particularmente concentrada. Fue entonces cuando las falsas doctrinas que estamos por examinar se destacaron con mayor nitidez y pueden ser apreciadas de un modo más claro. Por los efectos que la herejía tuvo cuando estuvo en su punto más alto de vitalidad podemos estimar los males que ocasionan doctrinas similares, sea cuando fuere que aparecen.

Durante el períod...

Leer más

Las grandes herejías (IV)

hillaire belloc001 b

DEL LIBRO “LAS GRANDES HEREJIAS” DEL ESCRITOR HILAIRE BELLOC

Capítulo 4

La Gran y Persistente Herejía de Mahoma

A cualquier observador de los acontecimientos ocurridos durante los primeros años del Siglo VII – digamos desde el 600 al 630 – le hubiera parecido que, habiendo ocurrido solamente un gran ataque principal  a la Iglesia Católica – el  arrianismo y sus derivados – y habiéndose repelido dicho ataque con una Fe victoriosa, la Iglesia se hallaba asegurada por tiempo indefinido.

Era obvio que la Iglesia tendría que pelear por su vida contra elementos externos no-cristianos, esto es: contra el paganismo. Los adoradores de la naturaleza de la alta civilización persa en el Este nos atacarían por las armas y tratarían de sojuzgarnos. El paganismo salvaje de las tribus bárbaras escandinavas, germánicas, eslavas y mongoles, en el Norte y Centro de Europa también atacarían al cristianismo tratando de destruirlo. Las poblaciones de Bizancio continuarían haciendo desfilar concepciones herejes como una pantalla de sus reclamos. Pero, al menos, el principal esfuerzo de herejía había fracasado – así parecía. Su objetivo, el deshacer una civilización católica unida, no había sido alcanzado. De allí en más no había por qué temer que surgiera alguna herejía mayor; menos aún la consecuente interrupción de la Cristiandad.

Para el 630 toda la Galia era católica desde hacía largo tiempo. El último de los generales arrianos y las guarniciones en Italia y España se habían vuelto ortodoxos. Los generales y las guarniciones de África del Norte habían sido conquistadas por los ejércitos ortodoxos del Emperador.

Y fue justo...

Leer más

Las grandes herejías (III)

hillaire belloc001 b

Del libro: “Las Grandes herejias” del escritor Hilaire Belloc
Capítulo 3
La Herejía Arriana

El arrianismo fue la primera de las grandes herejías.

Desde la fundación de la Iglesia en Pentecostés del año 29 o 33 DC existió una masa de movimientos heréticos que llenó los tres primeros siglos. Casi todos ellos, se volcaron hacia la naturaleza de Cristo.

La predicación, la personalidad y los milagros de Nuestro Señor, pero sobre todo su resurrección, tuvieron el efecto de promover la concepción de un poder divino. Esta concepción impregnó toda la cuestión para cualquiera que tuviese un mínimo de fe en las maravillas presentadas.

Ahora bien, en esto la tradición central de la Iglesia, al igual que en cualquier otro caso de doctrina disputada, fue sólida y clara desde el comienzo. Nuestro Señor fue indudablemente un hombre. Nació como nacen los hombres. Murió como mueren los hombres. Vivió como un hombre y fue conocido como hombre por un grupo de íntimos compañeros y un número muy grande de hombres y mujeres que lo siguieron, lo escucharon y presenciaron sus acciones.

Pero, dijo la Iglesia, también fue Dios. Dios descendió sobre la tierra y encarnó en un hombre. No fue meramente un hombre influenciado por la Divinidad, ni tampoco una manifestación de la Divinidad bajo una apariencia humana. Fue al mismo tiempo plenamente Dios y plenamente Hombre. Sobre esto, la tradición central de la Iglesia nunca vaciló. Fue dado por sentado desde el principio por quienes tienen autoridad para hablar. Pero un misterio resulta por fuerza incomprensible precisamente por ser misterio. Por eso el ser humano, siendo un ser racional, está perpetuamente intentando racionalizarlo. Eso fue lo que sucedió con este misterio. Un grupo dijo que Cristo fue solamente un hombre, si bien un hombre dotado de poderes especiales. El otro grupo, en el extremo opuesto, dijo que fue una manifestación de lo divino; que su naturaleza humana fue ilusoria. Y estos extremos se alternaron indefinidamente.

Pues bien, ...

Leer más